miércoles, 11 de diciembre de 2013

APRENDIENDO EN HIELO

De nuevo, el paisaje cambia de colores, de sonidos....Se va apoderando una vestimenta blanca, fría......no es una mortaja, pero vivirá como muerto, una temporada.


Las mochilas, ya no son ligeras...cambiamos los pies de gato, por pesadas botas...con picudos crampones, en busca de nuevos sueños. El paisaje, se adorna con carámbanos  de agua como dormida, y algo, no se que, nos pide que nos subamos por ellos.
Con mi hermano de cuerda, intento subir otro peldaño en mi proyecto, pero al comenzar el segundo largo, mi cabeza se gira, y con ella mis ojos, y el espectáculo, cambia mi cara, y la ansiedad me invade, haciendo explotar mi imaginación. Deslizándose por la pendiente, el hielo desbordado, cae sin gravedad, hasta el suelo, soldándose con el, creando un cigarro de hielo, rodeado de vacío.


Intuyo el grado, y se que se me escapa de las puntas de mis piolets, pero quiero hincar mis herramientas en el, subirme por el, sentirme ingrávido...


Una travesía complicada. me lleva a montarle un tornillo en la cabeza, desviar mi cuerda, para jugar con ventaja, si me rechaza, mi cuerpo quedará suspendido.
Da comienzo la danza. Mirar hacia arriba, impone respeto, y me siento enano ante tanta verticalidad. El juego físico de compaginar técnica y músculos.



Donde golpeo....donde pateo....como guardo el equilibrio, si estoy rodeado de aire, si apenas tengo espacio físico para apoyarme....Se veía venir...un gancheo lateral, como apoyo, precario...la fatiga del esfuerzo...un pioletazo, que no encuentra hielo...la posición de los pies, incorrecta, que trato de corregir, y me despego del sueño...la cuerda, cumple su función, y casi suavemente, me deja en el suelo. Un piolet, ha quedado alli arriba. Casi donde el cigarro, se convertia en colilla, donde se podía apagar, testigo mudo de mi progresión. El problema de recuperarlo es otro....Acabo de vivir un sueño, de esos que se dan no demasiadas veces en mi vida. Sigo persiguiendo ese sueño...

No hay comentarios:

Publicar un comentario