martes, 22 de julio de 2014

LA CRESTA DE TROUMOUSE

Como final de entrenamiento....vale.  Como liberación de las comezones de la cabeza....creo que también. Como actividad entre amigos...si.


El viaje, se hace largo , pero incluso da la oportunidad de conocer algún lugar desconocido hasta entonces. Por eso viajo, para conocer.  Cuando llegamos al circo, nos parece fantásticamente enorme, pero cuando llegamos al circo de verdad, lo de antes se queda pequeño.  Es inmenso.  Andamos por los caminos, sin saber a donde vamos.  No localizamos las montañas, es todo desconocido.


..- Pagdón madmuasel...Le col de la sédé?...-  La pastora con su rebaño, que se mezcla con nosotros, nos lo explica en un momento, por supuesto en Francés, y resulta que no tenemos ni puta idea de lo que dice, pero las señas.....bendito idioma, nos sacan de dudas.  Un laberinto de caminos, nos conduce debajo del col de la Sede, y en esa muralla, en la que no encontrabamos una subida lógica, se abre ante nosotros, un camino, plagado de hitos.


Arranca asi nuestra aérea aventura.  Una escalera de piedras, que en poco rato, nos eleva hasta el pasillo central de lo que va a ser nuestra travesía.  Ya ganada la altura, el pasillo se vuelve herboso, y el camino, bién definido.  Pasamos debajo del pico de Gerbats, con sus tubos a nuestros pies, donde la visión impresiona, mas que la dificultad.  Eso si, no te confies, son unos trescientos metros por un tobogan de piedra, practicamente liso.



Al poco, llegamos a la primera cota del día, el Petit Pic Blanc, de 2957m .  De aqui pasando por una pequeña brecha, subimos sin más al primer tresmil, el PIC HEID de 3022 m.


Ahora la cosa se pone mas interesante, con un cortado a nuestra izquierda de mas de cuatrocientos metros, y el viento jugando a banderas, intentamos circular un poco mas a la derecha, para evitar perder.
Hay una cota de 3028m, que le llaman Punta de Aires, que no cumple los requisitos para ser un tresmil, y de aqui , casi sin darnos cuenta nos plantamos en el PICO DE TROUMOUSE de 3085 m, con un enorme trípode tipo Balaitus, en su cima.  Una parada de avituallamiento rápido, y el terreno se vuelve amable.  Los picos estan bien definidos, y descendemos para volver a ascender, hacia el pico de  SIERRA MORENA de 3090 m.


Nos acojona esta cara.  Impone.  - ¿¿¿ Sacamos la cuerda ???...-  La trepada, conforme te acercas, se vuelve mas humana, se ve más facil, pero muy expuesta.  Al acariciar las primeras piedras, ves que se va a dejar, no se pasa en ningún momento, pero no mires abajo, te daría la impresión de estar en otro sitio.  El patio es impresionante.
Con los nervios ya templados, y respirando profundamente, en un corto paseo, la PEQUEÑA MUNIA de 3096 m.cae tambien bajo las botas.  Y poniendo algunas manos, nos plantamos en el PICO DE LA MUNIA de 3133 m.  Punto culminante de nuestro paseo, con un desnivel positivo de 1600 metros.


Ya sabes, las fotos de rigor, el almuerzo ligerito...un trago de agua...y pensando en bajar.  El camino, sigue marcado con hitos, y los perseguimos, como si nos debieran algo.  Los vamos dejando atras, y otras veces, tenemos que volver atras, para seguirlos.  Los neveros, con esta nieve, los patinamos más que bajarlos.   El legendario Pas Du Chat.  Los corredores son recorridos, y las piedras saltadas, todo para que volvamos a pillar el suelo horizontal.


 Han sido nueve horas de actividad.  Pensábamos que nos llevaría unas doce...  Nueve horas de cabeza ocupada... de compañerismo...de risas... de esfuerzos... de satisfacción.

video 

  video



No hay comentarios:

Publicar un comentario