martes, 29 de julio de 2014

PERU

Como jode,y que largo se hace el viaje. Pero al final lo hemos conseguido.Han sido doce horas de vuelo,para unos 9500 km,otras ocho horas de autobús,y entre medio,una visita cultural a Lima.


Después de todo eso, Huaraz.
Con el hospedaje apañado desde casa,la llegada es más sencilla.Ahora solo nos resta descansar.
La altura de Huaraz, tres mil metros se nota al subir la más pequeña cuesta. La cabeza se queda como embotada. Ahora toca el proceso de aclimatación. Ya sabes subir en altura para volver a bajar, y que el cuerpo se acostumbre.Beber,beber y volver a beber, como los peces en el río...agua por supuesto,bueno y alguna cerveza también. Después mear, mear,y mear...también como los peces?

No hay comentarios:

Publicar un comentario