martes, 19 de julio de 2016

FRONDELLAS ...a toda arista.

Llevo dos días de sanfermines, y el cuerpo me pide calma.  Aprovecho, y le hago un paréntesis a las fiestas, y me piro a Sallent,  a lasarra.  Búffff, esto también parece sanfermin.........que montón de coches....
Busco y rebusco, y por fin encuentro un hueco.  Para adentro.
Es pronto, pero no me apetece salir ahora.  Hace mucho calor.  Prefiero descansar las horas que quedan de luz, y ya mañana temprano, con la fresca, me tiro para arriba.  Es tediosa la tarde, entre preparar la mochila, alguna cerveza, un rato de lectura, ver el deambular de la gente, algún montañero que baja......
Por fin, se van apagando las luces del día, y me sumerjo en un sueño reparador.
No le ha hecho falta trabajar al despertador, para cuando ha sonado, el café estaba a punto de salir.  Son las seis y cuarto de la mañana, y me pongo en marcha.  No tengo prisa, pero parece que tengo ganas.  El camino me acoge como si fuese el único habitante de la tierra, fresco, llano para mis botas, ligero de equipaje, aunque la mochila pesa más de lo que yo quería.  Algún hierro, crampones, un cordino de 30m, agua, casco, abrigo......todo pesa.  Pero a pesar del peso.....en dos horas estoy en respomuso, y mientras me acerco al refugio me extasio con el paisaje tantas veces visto, y aún así, no me defrauda.




 Paso del refugio, y me voy por la normal de Balaitus.
 Asciendo por el marcado camino, hasta que un poco antes de llegar a la brecha de Latour, un nevero inclinado, da paso a un corredor, que me llevará casi hasta la cima de la primera Frondella.  La Frondella norte (3069 m.).



Respiro.  Contemplo el paisaje, y sigo andando por una arista, con cuidado pero sin complicaciones.  Es un pequeño paseo, que me lleva hasta el pico de la Frondella, ( 3071 m.).  Aquí sí, aquí tiro la mochila, y cómo algo, me hidrato, y me fumo un cigarro... agusto.  Vuelvo a quedarme extasiado con el paisaje, este punto de vista es nuevo, estos montes no tengo repetidos, y ya les tenía ganas.  Al poco, aparecen dos maños,  ¡¡ que majos !!, y nos hacemos mutua compañía en la cima, hasta que cada uno, se va por su lado.  Después de unas fotos, sigo hasta la Frondella central (3055 m.). 


 


De nuevo vuelvo a tirar la mochila, me coloco el arnés, cuelgo los fisus, el reverso y los mosquetones, cojo el cordino, y me voy hasta el siguiente pico. En algún momento, el patio te intenta acojonar, pero es una arista muy fácil, el rápel lo hago, y dejo la cuerda puesta, me vendrá bien a la vuelta, y así, despacio y con cuidado, paso las agujas y los gendarmes, hasta la Frondella SW (3001 m.), que sinceramente, creo que la han puesto en las cimas coleccionables por ser la mas jodida de llegar.


 

  Media vuelta, a desandar el camino, otra vez con cuidado, y vuelta a frondella central.  Vuelta todo a la mochila, mochila al hombro, y me bajo por la normal de frondellas.  El nevero está tieso, así que no me queda mas remedio que destreparlo, piolets y crampones.  Sudando la gota gorda, por que hace un calor de justicia, bebiéndome los arroyuelos que me salen al paso, dándome de frente, con la cantidad de gente que sube hacia el refugio, agradeciendo la sombra.....voy llegando a lasarra, contento, por la vueltica que me he dado, en tan solo nueve horas.













No hay comentarios:

Publicar un comentario