miércoles, 5 de julio de 2017

COLLARADA. Una noche en la cima.




Ya toca la última salida del curso 16-17, del club de montaña  ANTSOAINGO MENDI ESKOLA.
Como viene siendo habitual este año, solamente unos pocos nos presentamos a esta salida.   En esta ocasión solo tres.
Mejor pocos y bien avenidos, que muchos y mal.
Xabi, Roberto y el menda, echamos los bártulos al maletero...y hacia Canfranc ...



TARDE



Hemos parado a comer un bocata a mitad del viaje, para no tener hambre, y llevar la digestión mas o menos hecha.
Así cuando llegamos al puente, buscamos un hueco y aparcamos.   Planteamos el tema de botas o zapatillas, el agua que queremos subir....y buscamos la entrada a la vía Russell, en un pequeño cartel que encontramos nada más salir del aparcamiento.
El camino, es una sucesión de zetas, por el bosque, con una dura ganancia de metros, en poco rato.   Como vamos a la sombra, y en algunos puntos corre una ligera brisa refrescante, apenas notamos el calor.







El camino está bien indicado, con flechitas y tal, y muchos tubos amarillos metidos en las ramas de los árboles.  La arista de Russell, es a mi entender, un querer buscar una línea lógica de subida, pero que yo no se la encuentro, un continuo deambular por sitios, que a muchos les puede hacer desistir.   Es dura, son muchos metros de desnivel en poco tiempo, hay que echar las manos muchas veces, pero con unas vistas espectaculares, en la mayoría de ellos.






Se van acumulando metros en las piernas....bañados en sudor, y con buen ánimo, seguimos peleando este camino.   El final de la arista, empalma con unas bonitas praderas adornadas de rocas, con muchos sarrios, mirando creo que entre divertidos y asombrados, a los tres pelaos que se atreven a meterse en sus dominios.
 El agua comienza a escasear....Urge encontrar...
Ya se ve la cima....allí a lo lejos.   Solamente nos queda una pedrera enorme que remontar, y ya descansaremos agusto.
Un nevero escurriendo, nos llena de agua los estómagos y las botellas.....tranquilidad... agua no nos va a faltar.









NOCHE




Reventaos.....
Así llegamos a la cima de Collarada.   Han sido casi 2000 metros de desnivel, y con paradas incluidas, unas cinco horas de subida ininterrumpida.
Pero que bien se está  aquí arriba.....que vistas.   Unas de las mejores, desde esta atalaya casi en mitad del pirineo.   Nada a nuestro alrededor nos hace sombra, y vamos a tener uno de los mejores atardeceres .
Preparamos el vivac.    Esterillas y sacos al suelo, y bocatas a la boca, para cenar.
Además nos hemos subido unas cervezas, y un poco de música está atronando....¡¡¡Ambientico !!!
Risas, camaradería, bromas......así somos y así nos lo estamos pasando.....y frìo.
Se ha levantado un aire pelao, que nos quiere amargar el rato....y una mierda para el.   Nos abrigamos, y en poco rato, estamos metidos en los sacos.






Un atardecer espectacular, da paso a un plácido sueño.
El aire no nos da, debido al muro de piedras que nos protege, e intentamos descansar.
  ¿ No queríais agua ?..... 
A los cinco minutos de cerrar los ojos, comienza a llover.
 Nos hemos subido un toldo de tienda de campaña, por siaca, y rápidamente nos envolvemos en el.
Axfisia, calor.......Cuando para un momento, lo extendemos y lo fijamos con los vientos a las piedras, como a dos palmos de la cara, por lo menos nos tapará y podremos respirar.
A partir de este momento, y durante toda la noche, una lluvia casi continua, fuerte en algunos momentos, acompañada de viento con muy mala ostia, van a ser nuestros invitados no deseados. 
- Pon bien este palo que se cae...pon este otro bien... este se ha vuelto a caer....muévete para allí... que me mojo...no te muevas tanto que me mojo yo.......- , y así toda la noche.
A pesar de todo, le hemos robado unas cuantas horas de sueño.



MAÑANA






Amanece, y decidimos salir pitando de allí, ahora que no llueve.   Un desayuno rápido, y una foto de cima, y volando por la pedrera que nos lleva hacia el ibón de IP.



Alguna gota suelta en la bajada, pero el día va despejando, y descendemos hasta el ibón, sin contratiempos.
Paramos un rato a ver los reflejos en sus aguas, y por el camino de la solana, seguimos hasta llegar a la civilización, y sus bares bien provistos de comida y bebida.











                                                                                            


No hay comentarios:

Publicar un comentario