domingo, 4 de enero de 2015

ECRINS - PARAISO DE HIELO

Se ha convertido en un clásico navideño, el acudir la última semana del año, a la zona alpina de Ecrins, a escalar en hielo.  Luís , Ramón, yo mismo, y una nueva incorporación al equipo, le dan a este año, un tono distinto.  Aitor, se busca una plaza para esta tremenda paliza de cinco días.   Dos mil kilómetros de viaje.  Mil metros de escalada en hielo.  Dos millones de risas, y unos cuantos grados bajo cero, que no terminan de enfriar el ambiente.
La llegada , nos deja un tanto fríos.    NO.....HAY.....NADA.....DE.....NIEVE.
Se rompen los petates, y se apañan unas mochilas, con sobre dosis de cafeína, para tentar una cascada.






FOURNELL           La grand Bleu   100 m  III/ 4+

Dos horas de nuestra vida en acercarnos a ella.   Dos horas machacando un cuerpo, ya de por si triturado por el viaje.   Dos horas por bosque y tierra inestable, que gracias a que esta congelada, si no........ un pasito p´alante, dos  pasitos  p´atras.....
Corre el agua debajo del hielo.  Esta muy aguado, pero los piolets, clavan que es una delicia.   De vez en cuando, al retirar un piolet del hielo, se instala una fuente, que si pilla la cuerda, aparte de congelarla, envía una ducha al que esta asegurando.
Luis y Ramón, se dedican a otra línea al lado.
  Después de un mogollón bastante grande con las cuerdas, desandamos el camino hasta el coche, al cual llegamos, cuando la última luz del día, ya ha desaparecido hace un rato.







ESTA NEVANDO...





La llegada a la casita de Vallouise, nos dejó un tanto helados, por la falta de nieve.   La méteo, nos promete nieve para este segundo día, y nos la trae.   Durante la noche , han caído unos 10 cm. y durante el resto del día, bastante mas de medio metro.   Así, lo único que podemos hacer , es algún paseo bajo la nieve, alguna peli, y alguna cerveza  más en el bar.








AIGUILLES





Hoy con la carga de nieve que hay, toca hielódromo.
En Aiguilles, un pueblo con mucho encanto. Aquí  les vamos a sacar brillo a las herramientas.    Mas de veinte pegues, a una estructura de unos 18 metros de alto.







CEILLAC.








Holiday on ice 200m II / 4      Branche droite 200 m II/ 3+

De visita obligada.   No defrauda.   Mucho o poco, siempre tiene algo.
La sombrero, ( Sombre Heros ), esta sin unirse en el tubo.
 La  formas... ( Les formes du chaos ), chorrea mucha agua.    
 La vermisel   ( Vermicelle ) apenas tiene un hilo de hielo.
La isi.. ( Easy Ryder ), esta justita pero se pasa.
 La Y,  ( Holiday on Ice, y  Branche Droite ),esta en buenas condiciones.
Los compañeros, deciden irse a otro valle, pero una jugarreta del coche, les hace perder mucho tiempo, y al rato aparecen a nuestro lado.  Cuidado con las puertas del coche....se pueden congelar, y no hay manera de abrirlas.
Para arriba que vamos.  Pero venimos ¿ a escalar, o a reñir con todo el mundo?   Como el grado es popular, y es lo único que hay por los alrededores, cien mil y la madre, queremos escalar aquí.    Las cordadas llegan y sin preguntar, se meten.   Da igual que haya esperando tres que treinta, maricón el último, y de esa manera, pisándonos los unos a los otros, intentamos escalar.
Es expectacular, ver a una chica, intentando escalar el hielo, con un solo piolet, ver como las cordadas, se olvidan de sacar los tornillos,  como se escurren los piolets de las manos, y se van de paseo, cascada abajo.  La pobre equipación que se lleva para esta actividad, y no me refiero a las herramientas, si no a lo que nos proporciona unos tembleques, que flipas.   Gente inexperta y con un grado muy justo, que se va de pies, sale volando, deja el piolet muy alto tras volar, y no puede recuperar.   Eso es hoy la Y.   Un puto circo.   Tres cordadas a la vez por la misma línea.   Cuerdas cruzadas.....eso, un puto circo.
En la bifurcación, elegimos el camino mas vacío, y nos vamos mas tranquilos.
Después la repetimos por el otro ramal, y nos fuimos mas contentos a casa.






CEILLAC


Repetición de Le Y      Easy Ryder   80 m  II / 3

Con Ion, y Garazi, amigos de Aitor, que también estaban por allí, intercambiando las parejas, repetimos la cascada de la Y, y es para ellos, el viote de su vida. Después entramos en la Easy Ryder, donde a  poco nos matan a pedradas. Una cordada de un guia, y dos paquetes, que lanzan por el corredor, hielo y piedras enormes, con destino a nuestras cabezas.
Cuando llega la calma, Aitor, casi acariciando el hielo, se hace con su primera isi. Se me sube por todos los lados. Progresión de cero a cien en cuatro días. Disfrutando.




No hay comentarios:

Publicar un comentario